top of page

Los alumnos de Hríseyjarskóli visitaron la isla holandesa de Vlieland

Los alumnos de 6º a 10º curso de Hríseyjarskóli participan desde hace 3 años en el proyecto Islands Schools Erasmus+ junto con la Universidad de Akureyri y otras instituciones educativas de los Países Bajos, Grecia, Escocia y España. El objetivo del proyecto es conectar pequeñas escuelas insulares de toda Europa y encontrar conjuntamente formas de innovar y buscar soluciones a los problemas de las comunidades insulares y, al mismo tiempo, crear interesantes oportunidades de aprendizaje.



Hríseyjarskóli ha colaborado estrechamente con la escuela primaria De Jutter, que se encuentra en la isla holandesa de Vlieland, en el último curso escolar se llevaron a cabo proyectos sobre plásticos en el mar, y los alumnos holandeses y sus profesores visitaron Hríseyjar en mayo de 2022. Ahora, en marzo, comenzaron 8 semanas de cooperación entre las escuelas y se abordó el turismo sostenible y los estudiantes aprendieron sobre sostenibilidad y trabajaron en diversos proyectos con la escuela holandesa. El momento culminante del proyecto fue cuando Hríseyjarskóli visitó la escuela holandesa del 8 al 10 de Mayo, que fue también la fase final del proyecto en lo que respecta a los estudiantes.


En el futuro, las cinco universidades se reunirán para recopilar los principales resultados y preparar un sitio web en el que otras pequeñas escuelas insulares de todo el mundo puedan emparejarse y trabajar en los proyectos que nosotros, las 5 escuelas piloto, hemos probado. La recaudación de fondos para el viaje a los Países Bajos ha durado todo el invierno y agradecemos una vez más a todos los que nos han apoyado y han contribuido a recaudar fondos para este viaje. Siendo una escuela pequeña y volando con 9 alumnos hasta Holanda no es un hecho, así que cada corona cuenta mucho.


Gracias por apoyarnos y mostrar interés en este proyecto.


Los alumnos escribieron el siguiente resumen sobre el viaje a los Países Bajos:


Emprendimos este divertido viaje el domingo 7 de mayo. Cogimos el ferry a la una y empezó el viaje hacia el sur. Nos alojamos en un hotel de Keflavík y nos despertamos a las cuatro y media para ir a comer porque teníamos un vuelo a eso de las ocho de la mañana. Cuando llevábamos tres horas de vuelo y llegamos a Ámsterdam, nos esperaban dos minibuses. Fuimos a McDonald's y comimos allí. Después fuimos a una ciudad llamada Harlingen e hicimos algunas compras. Desde allí cogimos el ferry a Vlieland, que tardó 95 minutos. Los alumnos y profesores de De Jutter nos recibieron en el embarcadero y nos acompañaron al camping, charlamos juntos y nos instalamos en las casas donde nos alojamos.


El martes fue un día memorable, ya que la pareja real holandesa visitó Vlieland ese día y nos reunimos con ellos en la escuela. Por la mañana llegamos a la escuela y desayunamos allí, hicimos una visita introductoria por la escuela y luego fuimos a trabajar en el proyecto. En el trabajo por proyectos se nos explicó cómo era el proyecto y cómo debíamos hacerlo. Recibimos hojas con pasos y el primer paso era averiguar qué parte de las islas queríamos proteger, había sugerencias como proteger zonas de anidación de aves, rutas de senderismo y bosques. El segundo paso era hablar sobre lo que ya se estaba haciendo para proteger la naturaleza en las islas y el tercer paso era proponer 10 soluciones para proteger la naturaleza. Descubrimos que las islas son bastante diferentes, por ejemplo, en Hrísey no se pueden tener paneles solares y en Vlieland no se clasifica la basura. Hacia el mediodía, los medios de comunicación empezaron a llegar a la zona y residentes y turistas se reunieron frente a la escuela. Cuando la pareja real llegó al lugar, salimos y formamos una fila con todos los alumnos de De Jutter. Fue una gran experiencia recibirlos y ver cuánto significaba la visita para los lugareños. Volvimos al trabajo y, poco después, la pareja real nos visitó y nos preguntó por el proyecto; un fragmento de vídeo de la conversación apareció en las noticias holandesas de esa noche (empieza a las 9:40) y en el reportaje de la página de Instagram de la pareja real.


Después tuvimos tiempo libre hasta la cena, algunos fueron de compras, otros al fútbol, otros a pasear. Los holandeses nos invitaron a cenar esa noche en un restaurante del camping y todos comimos pizza. Después de cenar pudimos ir a nadar y de nuevo tiempo libre, algunos leyeron, otros salieron y otros volvieron al restaurante a ver el fútbol y Eurovisión.

El miércoles desayunamos en la escuela y luego los grupos presentaron sus ideas. Fue rápido y bien y tuvimos algo más de tiempo libre y luego bajamos juntos a la playa e hicimos una excursión con un camión volquete que nos llevó por la playa y paró en un museo con basura que llegó a la isla.


Después de la excursión tuvimos tiempo libre, muchos fueron a prepararse para el baile y otros fueron de compras. Después cenamos en el colegio y asistimos al baile de purpurina que nos habían preparado. Después tenemos que hacer las maletas y acostarnos temprano. El jueves nos levantamos a las cinco para coger el ferry de Vlieland. Después nos llevaron al aeropuerto de Ámsterdam, volamos a Keflavík y desde allí cogimos un autobús a Reikiavik para ir al KFC. De camino al norte, paramos en Blönduós, comimos y conseguimos ver un poco de las semifinales de Eurovisión. Después nos pusimos en marcha y llegamos a Árskógssand a las once de la noche, fuimos directos al ferry y se acabó el viaje.


Todo el mundo se lo pasó muy bien y recordará este divertido viaje.


Se informa de ello en la página web de Hríseyjarskóli y en la de Vikublaðið.




Commentaires


bottom of page